Margaritas en el banco

margaritas

(Descárgala como fondo de escritorio)

A medio camino entre el abuelo que tira pan a los patos y el adolescente que deshoja la margarita. Uno cansado de la vida, y el otro revolucionado con su empuje descontrolado. Uno contemplando el tiempo en fase de cuenta atrás, el otro ni sabe que el tiempo existe. Uno viendo, el otro mirando. Uno con ganas de quedarse sin pan, sin patos, sin bancos, y deseando descansar ya definitivamente de este desgaste que llaman vida. Otro con el corazón latiendo tan fuerte que debe contar las hojas de la margarita en voz alta porque no oye ni su propio pensamieno.

Y alguien pasa y roba los dos caminos y crea al superhombre. El abuelo con la energía del muchacho. El muchacho con la experiencia del abuelo. Es la tragicomierda de la vida. Cuando puedes, no sabes; cuando sabes, no puedes.

Y a medio camino entre ambos, la gran mentira: creer que alguien ha comprendido la vida.

Anuncios