Un diamante es para siempre

brillante

(Descárgala como fondo de escritorio)

Salvo que lo pierdas. También es mala pata. Con lo que valen estas cositas…¿Y la ilusión que ha depositado el marido en el detalle? ¿Es eso lo que duele cuando se pierde una pieza de este género? ¿Se acabó el amor? ¿Se acabó la preocupación por el otro? ¿Es el otro un tema de estudio sólo de la antropología o también los joyeros son parte implicada? ¿Son los joyeros futuros sociólogos?

Que digo yo…por mucho que valga ¿es el precio del amor? ¿Debería el varón sentirse ofendido? ¿Quiere decir ello que su amor es cuantificable? ¿Es barato querer? ¿Porqué tanta pregunta? ¿Pero no se trataba de un vulgar cristal que encontré en el parque?

Queda claro. Las cosas matan.

Anuncios