Escondido en el granero

sombra

(Descárgala como fondo de escritorio)

Recuerdo cómo de niño me solía esconder en el granero de la casa del pueblo. Me escapaba a sabiendas de que luego me esperaba una señora bronca. Todo tiene un precio… y el cigarrillo mientras amanecía, filtrando esa luz del amanecer, solo, en silencio…Aquello no tenía precio. Una reprimenda era justa, y verdaderamente me daba lo mismo todo.

Era el olor, la humedad, la temperatura, la luz, el picor de los ojos, el amargor del pitillo, el romper la ley, el lado prohibido. Luego mi madre se desgañitaba mientras mi padre, con cara de no-te-canses buscaba mi complicidad como diciendo sé de que va el tema…

Anuncios