El Sparring: variación a Mi menor

Mi voz suele sufrir extraños efectos de gama. Donde un día llego tranquilamente, otro no puedo ni acercarme, teniendo que gritar y pareciendo más un gato sodomizado que un cantante de nada. Visto el resultado de la versión base de El Sparring, en Do menor, decidí, tal y como comenté en el artículo anterior, variar hacia un Mi menor, menos problemático para mis cuerdas vocales.

También bajé algo el tempo, llevándome más la intención del tema al groove y la dinámica que a un medio tiempo desprovisto de dirección. Ahora El Sparring en Mi menor queda más compactado, más cercano a una garganta no tan sufrida, camina mejor y parece que me convence más. Sobre todo los cambios previos al solo, me da la sensación que son más naturales que el funky extraño que metí antes (que no descarto usarlo en la versión trío con los Knock Out).

De momento estoy contento con los resultados, sobre todo con los nuevos 100 bmp del tempo y su nuevo discurrir en Mi menor, un acorde curioso que me transmite tensión, crudeza y tristeza al mismo tiempo. Lo veo más serio, menos festivo que las versiones anteriores.

Posibles siguientes pasos: engañar a nuestro bajista para que le meta un bajo en condiciones, simplificar guitarras (ahora hay cuatro: tres rítmicas y una solista), y, más difícil pero no imposible, contactar con un gran músico de pedal slide para ver si le apetece colaborar con este experimento ¡ójala!

Nos vemos por aquí.

Anuncios