Cu de qué

letra q

(Descárgala como fondo de escritorio)

Igual que la escultura, que debería vivr siempre en las calles ¿qué egoísta ruin desarrolló la pertinaz idea de que el arte debe emparedarse?, las letras deberían adueñarse de la ciudad. Letras tan sugerentes como la Q, híbrido entre la O y la Ç que hace las delicias de los tipógrafos.

Desde aquí reinvidicamos la salida a las calles de las expresiones artísticas más dispares, pero también proclamamos la necesidad de que el público despierte, de que no espere a que le den las cosas masticadas. Deglutir papilla es cosa de niños. Buscarse el alimento lo es de adultos. Luego vienen los lloros por la escasez cultural, con llagas en las nalgas de estar apoltronados en el sofá, pero la realidad es que la belleza, la auténtica, no la creada, anida en los sitios más dispares, como lo puede ser el mismísimo suelo que pisamos.

Dice mi padre que todo depende del cristal con que se mira. Odio esa frase. La odio con verdadera vehemencia. Es un claro ejemplo del espíritu ibérico: La culpa siempre es DEL OTRO. Yo le reprendo, y le digo que no todo depende del color del cristal con que se mira, sino de si se mira o no.

Miremos, por favor, que a pesar de que hay penuria creativa, también hay hermosura oculta.

Anuncios