El grito mudo

do you feel

(Descárgala como fondo de escritorio)

A gritos llama a veces la sutilidad. Sumergida entre quilos de papel engomado a las paredes diciéndote que hagas clases de Yoga para aprender a relajarte, vendiéndote pisos de particular a particular para que mejores de calidad de vida, ofreciéndote clases de pintura para que cultives tu espíritu…entre verbos y verbos y más verbos e imperativos de segunda división, encuentras, bajo una facción insinuada, hierática, pero serena y directa, la pregunta del siglo. ¿Eres capaz de sentir? ¿O acaso necesitarás primero recojer un pedacito de esos anuncios de fotocopia para recibir clases de pintura o yoga en tu recién adquirido piso de segunda mano?

Es visto y no visto, y si vas despistado, es más no visto que lo primero. Pero ahí está. Inquiriendo, con su agresividad contenida, con la pena en los labios de aerógrafo. Estar está.

Anuncios