La gran verdad

Grifo

He luchado contra esta imagen. La he mirado cada día para no tener que escribir lo que me sugiere. Pero no hay salvación. Me sugiere lo que me sugiere, y por más que yo me revele contra mi aprendizaje iconográfico y mi listado de imágenes que llevo almacenando tanto tiempo en mi cerebro de queso de gruyere, la vinculación se me produce.

He puesto absolutamente todas mis neuronas a luchar contra la naturaleza. Mi materia gris gritaba…qué digo…berreaba exasperantemente piedad. Yo era patético ante mis propios ojos, e intentaba zafarme de algo que yo mismo defiendo: el determinismo.

Afortunadamente he cesado en este empeño, porque realmente me estaba torurando. ¿Y porqué me torturaba? Esa fue la gran pregunta que terminó apareciendo como telón de fondo de mi gran batalla perdida. Y me descubrí a mí mismo, autocensurándome, y huyendo del primer propósito de este año: apoyar le feo.

Ahora ya he asumido que me recuerda lo que me recuerda. No es bello. No es estético. Toca lo desagradable. Pero al final mi conciencia ha terminado por relajarse y dejar fluir la paz. Me he reencontrado. No debo luchar contra natura. Natura es, fue y será, la verdad. La gran verdad.

Anuncios