M&C-12

M&C-12

Sin pensar que abría lo que estaba abriendo, la muñequita de la caja de música comenzó a girar. Pensé que era como una violación el hecho de buscar dentro de aquella cajita. No reparé en las consecuencias. Me invadió la vergüenza y vomité, sobre aquella figurita que rotaba al son de un tin-tin-tin clásico…Cerré la cajita y me marché.

Anuncios