M&C-18

M&C-18

De fondo había una fuerte tormenta, descargando litros y litros de agua sobre el mar. Yo pensaba que ver caer agua sobre agua era algo estúpido, y que no dejaba de tratarse de una paradoja encriptada, una especie de jeroglífico a descifrar. Pero estaba como en trance, y no podía detener mi cabeza para desenmarañar aquel acertijo. Abandoné al final la idea de dar con la respuesta y me dejé llevar, disfrutando del momento, y dejando que mi imagen como estúpido observador fuese la que liderase ese breve lapso de tiempo si sentido.

Relamente, la tormenta sobre el mar era preciosa…y yo como un estúpido humano frente a ella, era el adorno perfecto. El perfecto estúpido con la belleza exterma.

Anuncios