A la deriva…si hay barco.

grafitti

Al fin…un reducto antisistema, una reacción en pro de las libertades, un gritar, un resistir, un no someterse al sistema. Absorbidos ya por la corriente consumista, y fagocitados por el estado del bienestar, ya nadie tiene ni ganas ni motivos para luchar. Ni tan siquiera tiene directrices de cómo hacerlo.

Siempre hay alguna mente creativa que hace la gracieta y juega al alboroto desde el grafismo. Pero vamos…que tampoco hay exceso reivindicativo en estas llamadas de atención.

El nivel de adormecimiento es tal que ya nos importa todo poco. Nos quejamos de la aparición de la generación NI NI, pero la propia sociedad la ha formado…sus propios mentores los han vuelto borregos sumisos fieles a sus principios egoístas…Y ahora lloran por los resultados…

Todo a medio gas, todo de pose, hermosos guerreros de hielo que duran lo que dura una ola de calor…

Luego lloraremos la falta de capitanes que dirijan el barco…pero el barco lo fundieron en fiestas, correrías y bienvivir. No hay gobernante al mando, pero es que no hay nada que gobernar…

Anuncios