La bella basura

fanta

Y entre toda aquella maraña de hojarasca, hierba, níscalos y saltamontes, estaba ella. Reciente, como denotaba su naranja brillante e incorrupto. La gran urbanita, la meapinos, la intrusa de la natura.

Anuncios