Campaña T11: mi tiempo es mío.

Para los que no estén al día de en qué consiste la campaña T11 en Barcelona, es esto:

La campaña T-11 consiste en regalar la tarjeta T-10 acabada para que alguien aproveche el tiempo que resta de la décima validación ara realizar un nuevo viaje.

Parece ser que las autoridades no lo ven bien…y se consideran robados.

Es como si yo en un bar me compro un bocadillo, y le regalo medio a alguien que entre al bar a tomar algo. ¿No puedo? Mira jefe, este es mi bocadillo, lo he pagado yo, y hago con él lo que me sale de las reales narices, y si quiero invitar a un desconocido, usted se calla.

Yo pago trayecto/tiempo. Si me sobran 30 minutos, se los regalo a quien me salga de las saetas del reloj.Y si alguien me lo quiere impedir, entonces me lo tiene que COMPRAR, y por supuesto, igual que el que lo vende, YO PONDRÉ el precio. No me vale con que me digan que me devuelven una parte proporcional. ¿Pago yo partes proporcionales? NO. Pago lo que fija el vendedor. Así que si yo paso a ser el vendedor, pongo el precio. ¿Consejo? No me pregunté…que le pediré una insensatez, como lo que hacen ustedes.

Esto es un constante pisar al ciudadano, hacerle tragar, imponerle, someterlo, humillarlo. Es cansino…y esto pinta mal. Esto acabará mal. No se puede pisar el cuello tanto tiempo ni con tanta inquina…Esto, en serio, acabará mal.

Anuncios