Un pedazo de bastardo

No, no nos confundamos. Nos referimos la frase en su sentido textual. Es un pedazo, y pertenece a un bastardo. Cuál ha sido nuestra sorpresa al descubrir, en las entrañas de una antigua Heidelberg de aspas, la cabeza del hijo bastardo de Darth Vader, que tuvo con la madre de C3PO.

Esta es la máquina en cuestión.

Image

 

Enseguida vimos en el centro…algo que nos recordaba…no sabemos qué…pero nos lo recordaba. Así que acercamos la mirada, y descubrimos esto…Encastrado en medio de la Heidelberg…¡La jodida cabeza de un robot!

Image

 

Sí, sí. No nos llevemos a engaño. Hasta los malos más malos tienen un pasado. Y Lord Vader no iba a ser menos. Supongo que una noche de lujuria, en la que con la mente levantaba cosas con su poder Jedi (a saber qué cosas levantaba el depravado), pilló a la madre de robot gay dorado, y le metió con el sable laser…Y pasa lo que pasa…12 meses depués (los robots tienen embarazo de 12, no de 9, que no es moco de pavo montar un bicho de estos), pues eso: chirriar de juntas, apretar tornillos, lubricar bien con grasa…y …PLOF ! Nació el hermano bastardo de C3PO.

Con el tiempo, se oxidan, se cuelgan (si van en Windows, claro), y hay que reciclarlos.

Y cosas de la vida, en Arts Gràfiques Orient, hemos descubierto nada menos que su cabeza.  ¡Arqueología de la buena! Y lo dicho: un pedazo de bastardo.

Image

 

¡Hasta el próximo descubrimiento!–EndFragment–>

Anuncios